Home » Gustavo Dudamel, superestrella de la música clásica, dirigirá la Ópera de París

Gustavo Dudamel, superestrella de la música clásica, dirigirá la Ópera de París

by admin

En un golpe maestro de la venerable Ópera de París, fundada en 1669 por Luis XIV, la compañía anunció el viernes que el conductor superestrella Gustavo Dudamel será su próximo director musical.

Dudamel, líder musical de la Filarmónica de Los Ángeles desde 2009 e inusual artista clásico que ha cosechado un estatus de celebridad de la cultura pop, solo ha dirigido una única producción en París: La Bohème en 2017. Y, aunque en Los Ángeles ha jugueteado con el repertorio operístico, tanto en la Ópera Metropolitana como en otros escenarios, es más conocido como conductor sinfónico.

Pero para quienes han seguido de cerca el ascenso constante de Dudamel en los últimos 15 años, no será sorpresa otro gran nombramiento. El nuevo puesto es un hito en la magnífica carrera de un artista que se hizo renombre como niño prodigio con las orquestas en Norte y Sudamérica y que ahora, a los 40 años, tomará las riendas de una de las compañías de ópera más antiguas de Europa. Ocupará el cargo a partir de agosto, en principio por seis años, superpuestos en gran parte con su trabajo en Los Ángeles, donde su contrato actual llega hasta la temporada 2025-26.

Dudamel —nacido en Venezuela en 1981 y formado ahí por El Sistema, el programa gratuito subsidiado por el gobierno que enseña música a los niños en las zonas más pobres— ocupa una posición única en el mundo de la música. Lo asedian las principales orquestas, entre ellas la Filarmónica de Berlín y la Filarmónica de Viena.

Pero también ha actuado en un espectáculo de medio tiempo del Súper Bowl, apareció como Trollzart en el filme animado Trolls Gira Mundial, dirige la música en la próxima versión fílmica de Steven Spielberg de West Side Story e inspiró un personaje desmelenado en la serie de Amazon Mozart en la Jungla. En 2019 recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Sin duda, su renombre será una inyección de energía para la Ópera de París que, como otras organizaciones artísticas, contempla cautelosamente volver a presentarse ante su audiencia tradicional tras el largo cierre pandémico al tiempo que busca captar nuevos asistentes. Con un generoso subsidio del gobierno francés, la compañía —cuyo director Alexander Neef, asumió el cargo el otoño pasado— ha expandido su audiencia en los últimos años, pero aún enfrenta la presión de los agitados debates sobre la representación racial y la relevancia de las costosas formas artísticas clásicas.

Ya no se acostumbra —especialmente fuera de los países germanohablantes— que los directores musicales de ópera inicien como pianistas y entrenadores de voz y asciendan el escalafón de la compañía, tal como hizo el antecesor de Dudamel en París, Philippe Jordan, de 46 años. Aunque Dudamel no cuenta con esa preparación, no es un desconocido para las principales casas operísticas. Debutó en la Scala en Milán en 2006, cuando tenía veintitantos años y al año siguiente se presentó en la Ópera Estatal de Berlín. Su primera actuación en la Ópera del Estado de Viena fue en 2016 y en la Met en 2018 con Otello de Verdi. El miércoles concluyó una temporada con Otello en Barcelona.

Durante su trabajo en Los Ángeles, ha contribuido al sólido programa educativo de compromiso con la comunidad, en especial con la Orquesta Juvenil de Los Ángeles, un programa inspirado en El Sistema que se fundó en 2007. También sigue ocupando el cargo de director musical de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, pero después de criticar al gobierno de Venezuela en 2017, el gobierno canceló la gira internacional que estaba programada. A pesar de que no ha podido actuar con la Simón Bolívar desde entonces, aún trabaja de forma remota con la agrupación y, en ocasiones, se ha reunido fuera de Venezuela con grupos de sus integrantes.

El nombramiento de Dudamel sucede dos meses después de que se dio a conocer un reporte sobre la discriminación y la diversidad en la Ópera de París, enfocado en los cambios al repertorio, el proceso de admisión de la escuela y la composición racial y étnica de su compañía interna de ballet.

Pero alrededor del mundo, las compañías de ópera también han sido llamadas a diversificar su personal, elenco artístico y repertorios. Junto con Ching-Lien Wu, la recién nombrada maestra del coro de la Ópera de París, la contratación de Dudamel forma parte de un esfuerzo por cambiar el rostro de las filas ejecutivas de la compañía y su enfoque hacia la diversidad y la igualdad.

Zachary Woolfe ha sido el editor de música clásica desde 2015. Antes fue crítico de la ópera en The New York Observer. @zwoolfe




Source link

Related Articles

Leave a Comment