Home » Amor o espionaje: ¿cómo fue que una profesora estadounidense terminó presa en Cuba?

Amor o espionaje: ¿cómo fue que una profesora estadounidense terminó presa en Cuba?

by admin

Años después, se reencontró con su antiguo novio, el diplomático cubano y, en 2007, sin decírselo a su familia, se casó con él. Peralta, su hijo, se enteró de la boda seis meses después.

No está claro qué sabía López —por entonces profesora de educación especial enfocada en trabajar con niños confinados en casa— sobre su marido, ni cuándo lo supo.

Su familia cree que López se enamoró de una vieja pasión y se dejó embaucar.

James Cason, un exalto funcionario estadounidense en Cuba, dijo que la mayoría de los diplomáticos cubanos son conocidos por ser espías de su gobierno, en particular los destinados en Estados Unidos.

“Ella tenía que saber en qué se metía al casarse con un diplomático cubano”, dijo Cason. “Aquí en Miami, si te casas con un diplomático cubano, se te considera una traidora, básicamente”.

Los documentos judiciales cubanos son inequívocos: Milanés había sido un agente de la inteligencia cubana. Y, según los expedientes judiciales, se lo confesó a ella después de casarse en la víspera de Navidad de 2007.

Cuando se casaron, Milanés vivía en Cuba. No se le permitía salir de la isla, por lo que su esposa pasó la siguiente década visitándolo durante los fines de semana largos y las vacaciones escolares. Según los registros judiciales cubanos, Milanés era alcohólico y dependía económicamente de ella.

Según Poblete, el abogado de López, ella recibió una críptica llamada telefónica de su marido en enero de 2017, pidiéndole que fuera a Cuba.

Source link

Related Articles

Leave a Comment